Pequeño gran sueño

Vos, un nuevo sonido, un corazón. Algo latiendo, tan infinitamente.
Se me escurre entre las almas.
Se me ocurre. Y no hay canción y no hay poesía.
Un acumular de besos quizá me alcancen en esta hermosa espera, tan dulce, tan llena y tan vacía.
No hay nada sin todo.
No hay verdades pasajeras.
No hay espejismos que tuerzan el camino que guía mi estrella.
No sé quien sos, pero puedo sentirlo, todos estamos siendo.
Es una magia humana, trascendental, tan exacta, tan loca.

Un arco iris de enigmas, eso sos.
Una mañana que se detiene para siempre, eso sos.
La prolongación de la vida que se expande en la simpleza de una caricia, de un silencio.
La exaltación de un amor tan único, multiplicándose en la sangre, viajando, creando, diluyéndose para siempre en vos... eso sos.
La vida es el sitio más increíble que puedas habitar.
Sortear los ocasos, acudiendo a la libertad, es la forma más hermosa.
No hay nada sin todo.
No hay verdades pasajeras.
Ahora sos el universo que me puebla. Y así será.

Pequeño gran sueño.