31

Somos un deseo. Eso. Somos una cosita, algo pequeño que vive, que quiere vivir, que quiere morir, que muere. Algo. Tengo 31. Soy más grande que mi padre. Este murió sin padre o con uno. Ya no hay cosas especiales. Ya no hay cosas especiales. Ya no hay cosas especiales. Todo es especial. Una vez me morí. Braquicardia. 39 pulsaciones por minuto. Después me "morí"siempre. Sin número. Con música. Un piano. Un Nietzsche al que le debo un "himno a la vida". Decidir vino. Mi hermano es mi amigo. Atacamos. Como amigos y como hermanos. No. Si. El amor lo lleva en la mano. La poesía ¿quien es? Dogma. Tengo 31 otra vez. Onetti. Cortázar. Borges. Sábato. Gabo. Manucho. Todos en español. Don Miguel, Camilo Cela, por supuesto. Cansinos Assens, hombre de veinte idiomas. Y la música otra vez. Y que se yo. Un acorde nuevo. Cinco canciones en dos horas. Vísperas. Esperas. Nada nuevo. Nada viejo. Argumentamos para no ceder. Prefiero escribir canciones. Es to es un mo nó lo go in te riiiioooorrr! Sí. Sí!. No. Para que sea más injusto.


... y se calló. El silencio es el único autor; desde aquellas tempestades wagnerianas hasta mis desvelados  Mi y La.


Amén. Por 31 más. Un ciego que ve. Hasta los 126. Inmortal. Mortal. Inmortal.