A Silvana

Un cuerpo.
Se hizo otro cuerpo.
Nos descubrimos.
Se modificó.
Nos recorrimos.
Te leí.
Me leíste.
Te vi mover el universo sobre mi.
Con perfección.
Con belleza.
Bailaste el baile que anhelo.
Tu boca abierta, tu lengua.
Mi sexo humano.
Mi semen.
Mi "tan-todo"
Y fue un florecer.

Mi cuerpo.
Se hizo un cuerpo.
Y vos, tan vos.
Desterrándome.
Anidándome.
Llenándome de infierno.
Afirmando los abismos.
Sellando.
Tan vos.
Silvana.
Cómo un "nuestro-nuestro".
Cómo esa extraña luz en mi mañana.

Mis manos se deslizan.
Quieren vivir para siempre.
Habito tu boca, que ahora siento tan mía,
Amada,
desearía tenerte conmigo ahora.
Un ahora que dure para siempre.