Un poema estilo barroco, porque me salió así, si es que acierto o me equivoco

Entra la sustancia vital con ansia sana.
Vino tinta roja que engalana  y un esparcirse de todos sus buenos sabores, 
Que solo son rumores, astutos y de buena gana. 

Le temo a las repeticiones del amor, y del miasma el mismo dolor. 
Por su tono gris oscuro azucarado. 
Y me repito, replegado, que no hay cura infame que no falsee su sabor. 

Podría embellecerte u olvidarte
Limitando a mi corazón
Porqué no hay mejor cura para la razón
Que la absurda necesidad de necesitarte. 


NOTA: Esta forma de escribir poesía siempre está en el limite del mal gusto o la genialidad. Hacía mucho que no caía en rima. Probablemente porqué dejé ese recurso para las canciones que estuve escribiendo. Pero hoy me salió así, menos por necesidad que por diversión.