Frente al espejo

Si es veneno que sea feliz.
Comerse la primera piedra para vivir preso de libertad es vivir libre de toda culpa.
Y cuando duele que duela y si es necesario apretá más fuerte y que el dolor se transforme.
Y cuando sea hermoso que lo sea doblemente.
Y si crees que encontraste a la mujer de tu vida mirala a los ojos y en su sonrisa sabrás entender de que se trata la eternidad.
Sé un alud. Sé la gota de rocío que nunca beberán.
Sé un Hesse anacrónico, un diablo dantesco multiplicando los infiernos.
¿Que es el bien? ¿Cuál es tu bien? Mejor preguntate cual es tu mal y saborealo.
No terminemos nunca. No todos los libros tienen que ser leídos.
Olvidate de tu universidad, de tu trabajo, de tu banco, no lamas mierda.
Salí a bailarle a la lluvia.
Emborrachate con tinta de vino rojo.
Leé a Rimbaud y a Hemingway.
Dale una paliza a tu pasado.
Reite todas las veces que seas capaz de llorar.
No respetes las nacionalidades. Ese es un cuento para mantenerte encerrado en las fronteras de la ridiculez  y la ambición. Somos universo no territorial. El mundo es una parte del camino.
No comas carne si no sos consciente de lo que realmente ello significa.
Olvidate de los grandes maestros, de las miles de páginas que danzaron frente a tus ojos y no te dejaron nada.
Perdete en el murmullo del mar todas las horas que sean necesarias para encontrarte.

...todo esto dije a mi mismo, y me olvidé.