Un imán


Insolente... otra vez.
¿En donde estoy cuando no estoy en ninguna parte?
Hay un mundo detrás y otro delante. Aún lo escucho.
Parker sopla fuerte cómo empujando a un ejercito de notas dispares y relativas.
El ventilador me pega en la espalda y eso puede resultar muy molesto.
Abrí un vino a las siete de la tarde. Voy a brindar por todos los que me rompen las pelotas para que no tome más.
Ahora puse a Chet Baker. Del saxo a la trompeta hay un salto inmoral. Y además el Chet se puso a cantar. Cielo, infierno, purgatorio y millones de anillos dantescos. Todo sale de los mismos pulmones.
Si tuviese una mascota la acariciaría o le jugaría con el corcho.
Pero no tengo mascota porqué no la sé cuidar muy bien. Al menos eso dicen.
Una ex novia me regaló un gato siamés al que llamé Bepo, cómo el Gato que tenía Borges. Pero lo tuve que regalar porqué me daba alergia y se me cerraban los bronquios. Bepo era genial. Me había enseñado de que manera exacta lo tenía que mimar.
Leí a Huysmans. Caminé. Fui al museo de bellas artes a mirar el único Rothko que tienen ahí, pero cómo el museo está en reparación esa obra no estaba expuesta, o "exponida" cómo decía un vecino que no conocí muy bien.
Entonces lo saludé a Modi.
Ahora espero hasta el 13 o el 14, no lo sé. Todo depende si al hermano le tiran huevos o le hacen una fiesta. Quizá el 13 a la noche. Que se yo.
Insolente, otra vez.
Bebo otro sorbo de vino y me acuerdo de Hank. De chico prendí fuego sus novelas. De grande sus poesías me incendiaron a mi.
De chico era más viejo que de grande. En el fondo quería ser Leopoldo Lugones o Macedonio o Rubén Darío.
Hay olor a café. Yo nunca tomo porqué me da taquicardia y me pongo nervioso.
Lo que tomo es vino. Y tomo mucha agua, aunque a veces me olvido.
Ojalá que le tiren huevos y que a la noche no se haga nada. Digo, al hermano, yo me entiendo.
Insolente otra vez.
Soy principe de la embriaguez y del vino la ramera.
Voy a brindar por todos los que me rompen las pelotas con la salud y con el futuro y con esto y aquello.
Coltrane. Blue Train. "Ahhh". Es el padre nuestro.
Voy a apagar el ventilador. Voy a llenar la taza. Voy a esperar que sea lunes o martes.
Ayer no dormí bien.