Midnight in Paris

Me considero -impulso de las circunstancias- un insoslayable cinéfilo. La lista de los grandes es infinita, pero siempre hubieron aquellos que, a lo largo de mi vida, fueron ganando una importancia casi inevitable. Hablo de Truffaut, hablo de Godard, hablo de Bergman, de Jarmusch, de Welles, de Hitchcock, de Kim Ki-duk, Lars von Trier, Fellini, Ettore Scolla... y hablo por supuesto de Woody Allen.
"Midnight in Paris" le devolvió -a Woody- un rasgo que parecía perdido o acaso gastado; saberse él mismo. Tal auto-acusación (¿afirmación?) lo llevó, en mi parecer, a mitigar caminos nuevos pero poco poderosos respecto a lo que a base de genio y talento logró durante toda su vida. Quizá en "Whatever works" ya asomaba un vestigio de lo que para mi es el Gran Allen y no el paracaidista de films cómo "Vicky Cristina Barcelona" o la bochornosa "Cassandra's dream".
A modo de recomendación les sugiero, queridos lectores, que se apresten al disfrute de este film poco original pero no por ello genial y sensato.

PD: "Conocerás al hombre de tus sueños" mmmm...