El problema del amor.


Es un problema muy grave el del amor. Hay que tener un grado de pureza muy profundo para el amor y suele suceder que no todas las personas lo tienen; ya sea por incapacidad o por ignorancia. Pero hay un problema más grave aún y es el del significado del amor. Las religiones distorsionaron el significado del amor, así como las sociedades, las escuelas, las publicidades.
El amor comienza a partir de uno. Primero tengo que amarme, y amarme mucho. Primero tengo que sentirme feliz en mi soledad, cómodo conmigo mismo, con mi cuerpo, con mis ideas, las tenga o no. Primero tengo que ser mi gran amigo, mi gran amante y es entonces cuando dejamos de necesitar el significado del amor; simplemente es, simplemente sucede en nosotros cuando bailamos en nuestra habitación o cuando nos reímos a carcajadas o cuando en el silencio solo hay silencio, nuestro silencio. Ahí aparece el amor, ahí lo respiramos y cada célula de nuestro cuerpo es una fiesta desbordante, vital, única. Ahí estamos aptos para amar al otro, a los otros, a otras cosas.
Es muy grave el problema del amor.

Ilustra Manet.