¿No te fastidia?


Hay cosas que dan mucho asco, realmente. No sé si quiero comprometerme demasiado con este sentimiento, pero si querés que te diga la verdad, hay personas que le hacen sentir a uno como si estuviese dentro de un barco en el medio de una tormenta.

Siempre que siento algo así, que la mirada se torna más sagaz y poco creativa, me viene a la cabeza un pequeño párrafo de un cuento de Borges llamado "La casa de Asterión". La frase es la siguiente; "Arriba el intrincado sol, abajo Asterión". No recuerdo las palabras textuales, pero era una cosa así. Creo Borges quiso hablar de esto que te hablo, y es que las cosas, tal como son, resultan, en su profundidad y esencia, inmodificables.

Hay personas que dan mucho asco, realmente.

Ilustra Escher.