¿No te fastidia?


Hay cosas que dan mucho asco, realmente. No sé si quiero comprometerme demasiado con este sentimiento, pero si querés que te diga la verdad, hay personas que le hacen sentir a uno como si estuviese dentro de un barco en el medio de una tormenta.

Siempre que siento algo así, que la mirada se torna más sagaz y poco creativa, me viene a la cabeza un pequeño párrafo de un cuento de Borges llamado "La casa de Asterión". La frase es la siguiente; "Arriba el intrincado sol, abajo Asterión". No recuerdo las palabras textuales, pero era una cosa así. Creo Borges quiso hablar de esto que te hablo, y es que las cosas, tal como son, resultan, en su profundidad y esencia, inmodificables.

Hay personas que dan mucho asco, realmente.

Ilustra Escher.

Individuo


Desde muy chiquito me ensañaron a no ser individualista. A manejarme en grupo, a tener amigos. Un poco se debía a que la mayoría de los padres ni siquiera saben lo que enseñan, y crean esa falsa visión del mundo en sus hijos; confunden a su vez la diferencia antagónica entre egoísmo e individualismo. Si un imbécil es egoísta no es lo mismo que si lo es un genio. Pero también, volviendo a mi caso, creo que mis padres lo hacían porque siempre fui muy retraído, muy tímido y siempre prefería estar solo, jugar solo; podía estar larguísimas horas sin aburrirme. Pero frustraron esa máxima, inocente en ese entonces, y radical en el ahora.
El punto y lo que quiero decirte es que uno juega para uno mismo. Que las unión entre la mayoría de las personas es tan falsa que da ganas de vomitar. Las personas se buscan por miedo a ellos mismos, a su soledad. Es tan terrible y tan triste.
La única forma de poder ser un gran amigo, un gran amante, un gran hijo, un gran padre y una grande madre, es saberse solo, sentirse solo, entender que nadie te conoce y que no conocés a nadie. Que la muerte, incluso, es un asunto solitario. Las personas son individuales, singulares. Todo complemento es falta de estima.

Ilustra Egon Schielle.

"Habladurismo"


Si hay algo que realmente me molesta son los charlatanes. Hay que andarles con cuidado. Su capacidad para el lenguaje, sus artimañas en el uso de la retórica y sus modales refinados y bien parecidos, pueden confundir a cualquiera, ya sea a un dormido o "miss pura lucidez".
Hay veces que me da por pensar que en definitiva, todos los grandes pensadores, fueron en gran medida charlatanes. Que actúan como oráculos ególatras, como maniáticos. Pero estos pensamientos se desvanecen rápidamente.

Atentos, hay mucha verdad suelta por ahí.

Ilustra De la Vega.

Sobre la lectura de ayer


Ayer leí en plaza Francia. Fue una experiencia hermosa y realmente nueva. Entre amigos y un afectuoso y reducido público presente, ávidos todos de escuchar, de aprender, de observar, fuimos asomándonos, tímidamente, en el extraño y profundo mundo de Gibran. También nos acompañó Borges, Whitman, Akutagawa. No estoy con todas las luces para escribir ahora -no me encuentro muy en vena- y quizá no puede demostrar el verdadero valor que tuvo para mi el suceso al que me refiero; pero si puedo decir algo, y es que me alegra tanto que después de todo las palabras sigan siendo el vínculo más genuino entre las personas y el arte.

A todos lo presentes, gracias. Será hasta la próxima!

That all folks!

PD: Si, el de la foto soy yo en el momento que leía a Borges (vaya, parece que hoy estoy prendidísimo para el humor. Menudo ingenio el mío... risas)

La mia famiglia


Acabo de terminar de ver "La familia" de Ettore Scola. Creo que la vi al rededor de quince veces, y no exagero. Tiene algo tan especial para mi. Quizá porque me hace acordar a mi familia. A mis abuelos, mi bisabuelos (conocí a casi todos), a las fiestas desbordadas de vida, de gritos, de primos y primas, de tíos de aquí y de allá, a la nostalgia de los italianos, a la dulzura de esas viejas costumbres en las que se mezclan la unión, la comida, el vino, las eternas discusiones, el amor, el drama.
Es un película hermosa. Nunca me canso de verla. Y cada vez es más significativa. Quizá porque mi afirmación sobre la vida y mis proyectos están tan lejos de cierta herencia genealógica, que acuden a mi sentimientos cargados de contradicciones y certezas.
En una entrevista, Bioy, contaba porqué nunca conoció a Cortázar. El decía que vivía postergando ese encuentro y el deseo de escribirle una carta, hasta que finalmente Cortázar murió y nunca pudo manifestarle su gratitud y su íntimo respeto.
Y a veces siento (este film me lo recuerda) que vivimos postergando las relaciones, postergando el amor, la presencia, las palabras deseadas. Pienso que deberíamos pasar más tiempo con las personas que realmente queremos. A veces nos ganan las ocupaciones. Otras, la tonta idea de pensar que somos, si quiera por un instante, completamente eternos.

Sobre la belleza en general y sobre la belleza en particular


Miro la lluvia. Tiene una belleza única. Es agua sí, pero no es como el mar, o como el río. Su belleza se derrama, cae, abarca. Y lo hace con fuerza, con violencia, con cierta agresividad. Es casi sexual.
Aclaro que no pretendo ser poemático ni muchos menos, de verdad lo digo. Solo que no deja de maravillarme, es hipnótica. Yo no entiendo a las personas que salen corriendo cuando llueve. Que se malhumoran, que se asustan, corren y ni siquiera saben por qué. Quizá porque cuando uno es chico le prohiben mojarse con la lluvia, ser absorbidos por su encanto. Entonces te enseñan que está mal, que te podes enfermar, que vas a arruinar el lindo saquito que tejió una tía que murió y esa clase de tonterías. Diferente sería si un padre ve a su hijo haciendo el loco abajo de la lluvia y a cambio de retarlo termina haciendo el mono con él, mojando los zapatos nuevos y pescando un resfriado.
La lluvia es tan singular y de una belleza tan profunda, que no me molestaría en absoluto pasar horas contemplándola.

Ni


No hay nada más original que, justamente, no serlo.
No hay nada menos original que pretender serlo.


C.B.


No me gusta Bukowski, realmente lo digo. No creo que haya escrito grandes cosas. Pero hay algo en su personalidad, en sus formas vitales, crudas, reales y genuinas, que me atraen mucho. Esta foto (la de arriba) me resulta explosiva, genial, divertida, y todos los etcéteras!

Ni Palabra


Es simplemente una fantasía.
No se trata de otra dimensión, de algo diferente a lo que vemos, sino cómo lo vemos.
No podemos pasarnos la vida mirando las cosas con un sentido de indiferente pertenencia- le dijo él con la voz un poco cansada. Ella se acostó en el piso y soñó con todo lo que nunca iba a hacer.

Es un fragmento de una serie de escritos en los que estoy trabajando. Son parte de un proyecto que titulé "Ni Palabra". Están, naturalmente, acompañados de un trabajo musical que los justifica y los estructura. Este proyecto verá la luz para principios de abril.

Ehhh, que más puedo decir? espero poder mostrarles algo pronto




Amnesiac

De todas las músicas que uno pueda escuchar, pueda entender o acaso vislumbrar, Radiohead ocupa los primeros puestos.

¿Ver para leer?


No miro mucha tele. Me aburro. Pero ya van varias veces que engancho en telefe un programa que se llama "ver para leer": es malísimo! Debería llamarse "ver para dormir". Supuestamente es un programa relacionado con la literatura. Digo "supuestamente" ya que si pensamos en Joyce, en Kafka, en Borges, en Dostoievski, en Tolstoi, no hay nada más antagónico a estos Gigantes que este programa aburrido, tonto, pobre, "goma". Claro, es natural, si te interesa la literatura, la lectura, el pensamiento, la vitalidad del pensamiento, no vas a recurrir a un programa de tv local. Pero es triste sentir que, en el caso que este espacio masivo fuese una oportunidad de entusiasmo y curiosidad para los que aún no disfrutan del maravilloso y excitante mundo de la lectura, se vea desperdiciado con una propuesta tan estúpida como esta. No lo miren, por favor. Si quieren leer, lean, no vean!!!

Ilustra Rivera.

Calil Ji bran


Hoy voy a estar a las 6 de la tarde en plaza Francia leyendo a Gibran. Si llueve se suspende, a menos que alguien ofrezca su casa.
Mi idea es hacerlo frente a la iglesia. Quizá lleve mi guitarra.

SUSPENDIDO! Será el otro domingo entonces.


Pasado mañana


Este domingo a las 6 de la tarde voy a estar en plaza Francia leyendo textos de Gibran.



¿Notaste algo? Las personas tienen tanto miedo en aceptar su soledad, que hasta son capaces de hablar con sus perros.
No hay neurosis más pobre que hablarle a los animales.

Ilustra Picasso.

To be


Tengo algo muy importante para decirte. Casi todas las cosas que rodean tu vida, desde la más imprescindible hasta la más desechable, desde cada necesidad ya sea profunda o banal, incluso tus miedos, tus anhelos, tu metas, todo, o casi todo, está completamente fuera del verdadero valor de la existencia. Y cuando digo existencia me refiero al termino más concreto y natural que esta palabra pueda significar.

Ilustra Degas.

Lena Gieseke

Me enviaron esto. Es de Lena Gieseke, una artista newyorkina. Me resultó conmovedor. Como si de alguna manera, por un instante, haya podido penetrar el misterioso y oscuro mundo de Pablo Picasso.
Gracias Gaby Dorta por el link.

Existir



La existencia es una cosa tan hermosa, tan preciada, tan única, tan singular. La felicidad, la posibilidad de felicidades que esta existencia nos brinda, es tan inagotable, tan inabarcable, que, ¿como no sentirse extasiado?
Basta con que mirés ese árbol en la puerta de tu casa, el cual habías olvidado, basta con levantarse a las 5 y esperar esa hora en que la luz del sol inunda todo de poesía, de belleza, basta con una mirada, con una palabra, un música, la textura del óleo, el movimiento interminable del mar, la belleza de esa mujer, la sagacidad de ese hombre. Tu presente es tan especial.
Las personas nos la pasamos hablando de cosas extrañas, como la sociedad, el dinero, el pasado, el futuro, las "necesidades básicas", puras tonterías. Nunca hablamos de lo importante.
Que sabia que es la existencia, que verdadera. No necesita de ningún lenguaje.
Quiero decirte algo importante: no desvalorices ni un segundo te tu existencia. Todo está dado para ser increíble, profundo, singular, una inacabable sensación de placer, de éxtasis.

Todos los grandes, los gigantes de la historia, nos hablaron de esto. ¿Como no dar la cara?

Viví. Existí. Ni lo pienses, ni lo dudes.

Ilustra el Amanecer desde mi ventana. La mezcla exacta entre lo extraordinario de los sucesos naturales y la rudimentaria y maravillosa fuerza del movimiento de la ciudad.

...

...



Hit the bottom and escape