Sobre la belleza


La belleza es un hecho intrínseco. Todas las cosas poseen belleza, por naturaleza. La belleza, además, no responde al ego. Un árbol, por ejemplo, no tiene que justificar su belleza ante nadie, se basta a si mismo, no se redime.
La belleza natural, la belleza profunda y luminosa es la que vale.
Las sociedades en general imponen otro tipo de belleza que es estética y superficial. Una belleza vacía, que no solo no poseemos, sino que resulta innecesaria para la vida. Entorpece la verdadera búsqueda, la condiciona. Genera ansiedad y deseos que son pérfidos y malogrados.
La belleza...

Ilustra López Armentía, gran pintor argentino y no muy conocido. (Entre paréntesis; ayer inauguró una muestra muy linda a la que pueden asistir).